Emma Claus

Disrupciones

Arcesio Romero Pérez es un escritor guajiro que crea ficciones sobre el lienzo del folclor del norte de Colombia. Debuta en el mundo literario con su primera antología compuesta por quince cuentos, titulada Disrupciones. Estas narraciones poseen la estructura tradicional: inicio, nudo y desenlace. Es justo en esta última parte en la que estas se destacan, ya que todas tienen en común los finales abruptos, inesperados y, en la mayoría de las ocasiones, insólitos.

El autor explota con agilidad todos los recursos a su alcance, para contar de forma ingeniosa cada una de las historias que conforman esta colección. En el libro se distinguen dos tipos de cuentos; los que se desarrollan lejos de Colombia o en una conexión sutil con la tierra de origen del autor: Disrupciones, Operación salamanca, 28 minutos de amor, pachito y Amor solitario; y aquellos que están ambientados en Barrancas, La Guajira, en donde se dibujan detalles muy particulares de la cultura colombiana y con las expresiones costumbristas e idiosincrasia guajira y cesarense: Agravio presidencial, La muerte del vire, La hedionda, El pilar de María, Tropel eléctrico, La promesa de Luz, La sequía, Católico, La venganza y La tinaja de la viuda.

En cada narración el lenguaje muta. La pluma del escritor es camaleónica y sagaz, es uno de los aspectos para destacar de la obra de Romero Pérez. Su estilo personal se devela: preciso, elegante, irónico, con un vocabulario variado y costumbrista, con jergas puntuales según el caso de cada ficción, usando a su favor la realidad con un toque de misticismo: «La historia de la culebra hambrienta llegó al oído de todos y el miedo por la Hedionda se trasformó en respeto y adoración reverencial hacia la abominable figura».

Los diálogos se usan de manera acertada y logra que el lector pueda distinguir la voz de los personajes: procedencia, etnia, ideología política, religiosa, filosofía de vida. Es sin discusión, otros de los aciertos de esta obra «—¡Ay, prima de mi alma, amiga de mi querer, sangre de mi sangre, la radio acaba de decir que unos cachacos mataron a Vire en el Valle!». Con humor, el autor elabora una crítica encubierta a los vicios y ciertas costumbres de la sociedad. Esto se ve en cuentos cómo: La muerte del Vire, Tropel eléctrico, La sequía. Cuando lees Disrupciones, reconoces los miedos de muchas generaciones, los vicios arraigados a nuestros pueblos. Genera en el receptor la sensación de estar inmerso en cada escena, nos transmite los hábitos y detalles de la sociedad representada y nos recuerda nuestras leyendas más antiguas. He escogido entre los quince, los que más me impactaron, ya sea por sus personajes, por el lenguaje o por la forma original de su desenlace. Cada lector tendrá sus favoritos, aquí les comparto mi selección.

1. La tinaja de la viuda.

Una historia sin cabos sueltos. Una infección estomacal en los arrieros del pueblo, un macabro hallazgo y un final revelador. «En la fila yacían más de cincuenta pacientes, todos sentados en taburetes en una improvisada sala de espera debajo de un árbol de caucho. Desde ese día, ese lugar del pueblo sería conocido como «el árbol de los barrigones»».

2. Venganza.

Un desenlace que desconcierta. «Mientras buscaba sal, cilantro y verduras para preparar su desayuno, la muerte sorprendió a Rufino Epiayú: Seis balas impactaron sobre su flaco y arrugado cuerpo, dejando una estela de sangre en el piso y las viseras de chivo revueltas con las suyas».

3. La sequía.

Miedos, supersticiones y un acuerdo para salvar a un pueblo de la quiebra. «A diario las mujeres decoraban la casa como un improvisado templo de oración y culto a la pluviofobia. Los espejos eran cubiertos con sábanas de lino blanco para evitar el reflejo de los rayos y protegerse de las centellas».

4. La muerte del Vire.

Desde el principio la fatalidad está en el aire. «Al paso con cada pueblo, desde Fonseca, San Juan, Villanueva hasta Valledupar, la gente se asomaba por las puertas y ventanas a presenciar el espectáculo: mujeres vestidas de luto, tristes, con un llanto fuerte y semiahogado, seguidos por una nube negra de mal presagio, que dejaba un lastre contagioso de tristeza, melancolía por todo el recorrido».

5. 28 minutos de amor.

Una narración que nos recuerda la locura del amor. «No hay duda, la alquimia de la empatía física está sincronizada con el sentimiento y la pasión; ese tridente nunca falla al activar la sinrazón en mi cuerpo y en mi mente. Estoy flechado con la chica». Aplaudo a Arcesio Romero Pérez por escribir sobre su tierra, por compartir con el mundo acerca de su gente y costumbres.

Disrupciones se convirtió en un legado valioso de nuestra cultura desde su publicación. ¡Bravo por Barrancas, por La Guajira, por Colombia! Porque aquí también pasan cosas y son dignas de ser contadas.

Reseña: El lector – Bernard Schlink

El lector se convirtió en un éxito en ventas en Alemania y fue traducido a treinta idiomas. En 2008 llegó a las salas de cine, dirigida por el británico, Stephen Daldry y protagonizado por Kate Winslet, Ralph Fiennes y David Kross, que con seguridad ya has visto.

Continuar leyendo

Alina suplicante

Alina suplicante es la segunda novela de Juan Gabriel Vásquez. Ven y lee conmigo en orden cronológico sus obras, no importa si eres lector o un escritor novel, como yo, en busca de su propio estilo.

Continuar leyendo

Déjame un comentario

y entra en la conversación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *